Pedir la baja durante el embarazo, ¿cómo hacerlo?

Pedir la baja durante el embarazo, ¿cómo hacerlo?

Durante nuestro embarazo, y especialmente durante los 3 primeros meses, es más que probable que nuestra salud o estado físico, debido a los cambios internos que sufre nuestro cuerpo, nos impida permanecer en nuestro puesto de trabajo durante toda una jornada o, incluso, no poder acudir algunos días debido al cansancio que un embarazo gemelar conlleva.

A la hora de tramitar la baja durante el embarazo, hay que tener en cuenta los diferentes tipos de baja existentes, ya que el desconocimiento o una mala gestión puede ocasionarnos un trastorno económico e, incluso, la ‘pérdida’ de días de baja por maternidad cuando nuestros bebés lleguen al mundo. Además, y si trata de un parto múltiple (embarazo gemelar o más), el tiempo de baja por maternidad se amplía en 2 semanas más por cada hijo, a partir del segundo, ¡así que es algo que debemos tener muy en cuenta!.

Baja por embarazo de riesgo durante el embarazo

Un embarazo de mellizos o de gemelos, de por sí, está considerado como un embarazo de riesgo, sobre todo durante las primeras semanas ya que los fetos corren diversos peligros hasta que se ‘asientan’ definitivamente. Son muy habituales los fuertes dolores en el bajo vientre, ligeras pérdidas de sangre, las nauseas, mareos y la sensación de cansancio incluso nada más despertar por las mañanas, algo que en muchos casos hace imposible llevar a cabo nuestras labores profesionales.

En primer lugar, y tras la visita al ginecólogo para descartar problemas en los fetos que puedan causar estos síntomas, se debe acudir al médico de cabecera (al de la Seguridad Social), con documentación donde se indique que se está embarazada (informe ginecológico, análisis de Beta-HCG, ecografías…) y transmitirle las molestias y el estado físico en el que nos encontramos. El responsabilidad exclusiva del médico el dictaminar si se trata de una baja común (vendría a ser como cuando cogemos un constipado) o una baja por embarazo de riesgo; es habitual que opten por esta segunda opción ya que, como os comentaba, un embarazo gemelar está vinculado directamente a un embarazo de riesgo.

En caso de dictaminarse así, esa baja deberá transmitirse a la mutua de la empresa donde trabajamos, quienes realizarán una nueva inspección donde habrá que volver a presentar la documentación, nos harán una serie de preguntas y, salvo raras excepciones, pasaremos a estar por baja por embarazo de riesgo hasta que en futuras revisiones médicas se estime que podemos volver a trabajar. También existe la posibilidad de acudir directamente al médico de la mutua, aunque es habitual realizar el proceso explicado anteriormente.

Al estar de baja a través de la mutua de la empresa, el derecho al subsidio será desde el primer día de la baja y recibiremos el 100 % de la base reguladora.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Baja por maternidad durante el embarazo

Mucho cuidado con esto; es posible que el médico de cabecera considere dar la baja por maternidad antes de dar a luz, y en este caso, el tiempo que estemos de baja correría a cuenta de las 16 semanas que toda mujer dispone de baja por maternidad ¡tras dar a luz!. Es posible que esto ocurra si estamos a pocos días de dar a luz, pero no cuando nuestros futuros bebés a penas tienen un par de meses de ‘vida’, así que tener mucho cuidado con esto y descartarlo en la medida de lo posible.

Baja común durante el embarazo

 En muchos casos, el posible que nuestro médico de cabecera dictamine que las molestias transmitidas no sean motivo suficiente como para dar una baja por embarazo de riesgo. En estos casos, se tramitará como una baja común, la cual deberemos presentar a la empresa del mismo modo que se realiza con cualquier otro tipo de baja (gripe, lesión deportiva…).

En los casos de baja común por embarazo, la prestación que se recibe es del 60% de la base de cotización del mes anterior del 4º al 20º día de baja; a partir del día 21 de baja, se pasa a percibir el 75% de la base de cotización.

Imagen de cabecera: ©mom365.com

¡Participa con tus comentarios!

Menú de cierre
0

Tu carrito